Ontinyent, caminos por recorrer

EL CANT DE LA SIBIL·LA


Como ya va haciéndose desde el año 2000, dentro del tiempo de Adviento, en concreto, cada 22 de diciembre, en la iglesia de Santa Maria de Ontinyent, podemos disfrutar de la puesta en escena del Cant de la Sibil·la. 
Se trata de un canto religioso medieval. Se debe tener en cuenta, que en la antigüedad, las sibil·las ejercían de pitonisas y por eso eran consultadas para conocer el futuro. 
Después de la incorporación de la Danza de la muerte, y de los diferentes personajes que participan como les “paques”, “mories” o “filaners”, la representación llega al nivel de Drama Litúrgico en tiempo de Adviento. 
La dramatización empieza con la lectura de la introducción de los Libros Sagrados, seguido de una tormenta conseguida con efectos sonoros y visuales. 
Una vez les “Parques” lleguen a su lugar, después de un toque de campanas, empieza una melodía que indica a los personajes de la Danza de la Muerte que se encuentran sentados entre el público que tienen que acercarse al escenario porque la Muerta va a realizar la salida de los “Hades”.
Una vez todos muertos, se escucharán las campanas y a continuación, la Muerte, seguida de los personajes, escenificará el descenso hacia los “Hades” para sacar de allí a les Sibil·les. 
Hay que destacar la escenografía, que tiene como base la excelente caja acústica que conforma el templo gótico de la Iglesia de Santa Maria. También se añaden diferentes elementos decorativos con un significado determinado. Se pueden encontrar siete pares de candelabros ornamentados con elementos vegetales. En un lateral del escenario encontraremos la cruz asnada, antiguo símbolo egipcio que representa el triunfo de la vida sobre la muerta y el sello de Solomón, típico candelabro judío de siete brazos. Las dos Sibil·las, llevarán el libro de la Sibil·la y la espada. 
Ya saben, si quieren disfrutar del espectáculo, todos los años, el 22 de diciembre a las 20.30 en la Iglesia Arciprestal de Santa Maria.