Ontinyent, caminos por recorrer

Rutas

Ontinyent Gastronómico

RUTA GASTRONÓMICA

 

    El producto gastronómico puede convertirse en una grata experiencia turística. La dieta diaria de la mayoría de las casas ontinyentinas sigue siendo la tradicional, basada en los ingredientes básicos de la dieta mediterránea. Ligado al fuerte vínculo con la tierra, hay una amplia tradición de carniceros. Los embutidos de Ontinyent tienen un gran renombre, en especial las morcillas. Asimismo, son muy famosos los vinos y los aceites de oliva de producción autóctona, que suelen estar siempre en nuestras mesas.

    Con esta ruta os descubriremos los secretos de la elaboración del aceite de oliva virgen y del vino, los aromas de la tierra y de la madera impregnados en la bebida de los dioses. De la mano de expertos enólogos redescubriremos todo el proceso de producción, la tradición que lo envuelve, las bodegas, almazaras y las calidades del aceite y del vino ontinyentí con una degustación.

    Conoceremos de primera mano los embutidos de Ontinyent, reconocidos por una marca de calidad, con degustación incluida y según disponibilidad podremos realizar un taller de elaboración para niños.

    No podemos olvidar en este itinerario gastronómico los dulces artesanales, como las yemas de huevo al fondant o los pastelitos de boniato. Podremos visitar la pastelería Hijo de Teodoro Mora. El obrador, antiguamente cerería, fue fundado en 1759, y bajo el reinado de Alfonso XII, fue proveedor de la Casa Real.

    Ontinyent cuenta con una amplia selección de bares y restaurantes donde degustar la cocina local, las exquisitas tapas o tomar una copa con los amigos. En diversos restaurantes de la ciudad se pueden encontrar platos que recuperan la gastronomía tradicional basada en los embutidos caseros y en la más amplia gama de arroces, como el Arròs amb fesols i naps. Hosteleros de la ciudad y la comarca organizan a lo largo del año interesantes jornadas gastronómicas.

    Y es que la gastronomía de un pueblo, muchas veces viene asociada a sus fiestas. En Ontinyent, cuando llega el día del Bou, en todas las casas se prepara la típica cazuela al horno y en tiempos de Feria, toca la coca con embutido, setas, tocino y alcachofas. El resto del año también se prepararan tortas saladas, la más habitual la de pimiento y tomate. Por este motivo, la ruta gastronómica puede variar y adaptarse a estas circustancias, con la finalidad de disfrutar con todos los sentidos.