Ontinyent, caminos por recorrer

RUTAS

Ruta de las Chimeneas

UNA MIRADA A LA CIUDAD EN VERTICAL

Itinerario urbano por las chimeneas fabriles de Ontinyent


    Las chimeneas en Ontinyent. Industria, cultura y tradición.

    La tradición industrial de Ontinyent se remonta a la época medieval. La artesanía textil de la lana y más tarde el sector papelero, entre otros, han estado presentes no sólo como motor de la economía de la ciudad, sino también al vocabulario de la gente, los sonidos de la ciudad y, por descontado, su fisonomía.

    Las primeras fábricas con chimeneas datan del 1900 y se estima que van a ver más de una veintena ubicadas al borde del río o alguna acequia.

    A medida que los viejos recintos fabriles fueron capturados por el crecimiento de la ciudad, las chimeneas perdieron su utilidad práctica por la modernización de los procesos industriales, fueron desapareciendo, aunque algunas han sobrevivido al tiempo, convirtiéndose en elementos emblemáticos y puntos de referencia de la ciudad.


    Cenizas de ayer para visitar hoy.

    De las más de una veintena de chimeneas que se han podido contabilizar, hoy se conservan doce: tres pertenecientes a fábricas de cerámicas, una alcoholera, dos al papel y seis a textiles.

    Se encuentran en diferente estado de conservación, pero comparten un valor común como símbolos de nuestra industrialización, cultura e historia.

    El itinerario que proponemos es un paseo no solo para ver de cerca estos gigantes de ladrillos sino también un recorrido por Ontinyent de antes, el de nuestros bisabuelos, lo que conformó lo que somos hoy.


     Un poco de información antes de comenzar.

    Nuestras chimeneas se enmarcan en una cronología que va desde finales del siglo XIX al segundo tercio del siglo XX, coincidiendo con los últimos procesos de industrialización.

    Son estructuras relativamente simples, normalmente construidas de ladrillo con cara vista y con tres partes claramente diferenciadas: la base, la caña y la linterna.

  • La estructura de las chimeneas:
    La base o peana suele ser de planta cuadrada y de altura variable, según necesidad o la morfología del terreno sobre el cual se asienta. La caña, en casi todas las chimeneas que conservamos, es un tronco de pirámide, con planta o sección de ocho caras muy próxima por tanto a la circunferencia.
    La linterna o zona inmediata a la salida del humo suele estar diferenciada, enmarcada por anillos de ladrillos sobresalientes y ornamentada con diferentes juegos decorativos.
  • Los constructores:
    Sus constructores de los cuales tenemos constancia, fueron en general conciudadanos nuestros; maestros de obra como el Sr. Arturo Reig o la Colla dels Gallo, con la intervención de a veces de algún arquitecto o aparejador en su planteamiento.
    planta_xumeneres

plano_entero

1. Fábrica de ladrillos de la Concepció

2. Fábrica de ladrillos de Sant Rafel

3. Cambra i Mollà. Alcoholera

4. Fábrica de ladrillos del Xango (Tirador)               

5. Fábrica de I.R. Jordà (Tabalet)                

6. Fábrica Jaquim Sanz (Ximito)                   

7. Fábrica la Clariana                   

8. Fábrica Molí Comas

9. Fábrica Tortosa i Delgado

10. Paduana

11. Bautista Penadés

12. Tintorería El Iris, (Llombo)

DESAPARECIDOS:

13. Fábrica del Punt (Vidal i Sanz)

14. Aprestos (Ennotex)

15. Fábrica de ladrillos de les Aigües (Morelló)

16. Fábrica de sombreros

17.Tintorería el Trinquet

18. Chimenea de l'Almaig. Sempere

19. Molí de la Costa

20. Fábrica de papel l'Alba

21. Fábrica de l'Ambudet -Ximo Sanz

     Ruta a pie por las chimeneas fabriles del entorno del centro histórico de Ontinyent.

    Iniciamos el itinerario a las puertas del MAOVA (Museu Arqueològic d’Ontinyent i la Vall d’Albaida). El campanario de la Vila, situado en el mismo lugar de salida, nos servirá de guía durante todo el trayecto ya que es visible desde la mayor parte del recorrido.

    Seguimos calle arriba por el Regall hasta llegar al comienzo del puente de Santa María. A la derecha tenemos el Palau de la Vila y a la izquierda el convento de las Monjas Carmelitas. En este punto hay que desviarse a la izquierda, descendiendo por la calle del Carril hasta encontrarnos en los pies de la chimenea de la alcoholera Cambra i Mollà.

    Construido a finales del siglo XIX o principios del XX, es una de las más antiguas y es el único testimonio en pie del amplio conjunto fabril al cual pertenecía, fue derribado en los años 80. El aspecto de la chimenea está distorsionado, en principio era mucho más alto, con la linterna parecida a la de Tortosa i Delgado, que después veremos.

    Retroceremos los pasos hasta el puente de Santa María y lo atravesamos. Desde el puente tenemos buenas perspectivas sobre la chimenea del Carril y de las chimeneas de las antiguas cerámicas de la Concepció y de Sant Rafel, al norte y hacia donde nos encaminamos.

    Una vez atravesado el puente hay que desviarse a la izquierda, subiendo por una doble rampa hasta el parque o plaza del rei Pere IV. De seguida, encontramos la imponente chimenea de la fábrica de ladrillo de Vicent Mollà, fábrica intitulada de la Concepció. Construida en 1947 por la colla del maestro de obras Arturo Reig, es una de las más altas y esbeltas de entre las chimeneas supervivientes. Después de casi 40 años en funcionamiento, el espacio fabril dio paso al parque y viviendas actuales.

    Proseguimos un poco más al poniente para contemplar a cierta distancia la chimenea de la fábrica de ladrillo de Sant Rafel o fábrica de cerámicas de Francisco Mollà. Construida como el anterior, por Arturo Reig en 1955, actualmente se encuentra dentro de unos almacenes de materiales de construcción herederos de la antigua actividad industrial.

plano_ruta

    Retomamos el camino en dirección norte, por la calle Aureli Blasco hasta la avenida Almansa y vamos por ella hasta la avenida de la Diputació. Atravesamos esta vial y nos adentramos por el camino Joan Belda Pastor (a la derecha del bar San Remo). El lado sur de esta calle da sobre el borde del río, con buenas vistas sobre el barrio medieval de la Vila, colgado sobre el barranco.

    Poco más adelante, obtendremos una perspectiva de la chimenea de Tortosa i Delgado y del espacio que ocupaba el gran recinto de esa importante industria textil.

    Nos desviamos por la calle Llop de Bailo hasta la avenida Jacinto Benavente. Una vez en ella tomamos la dirección a mano derecha, hacia el levante y sin dejarla nos encontramos con la calle del Tirador.

    Seguimos por esa calle, en la misma dirección que llevamos, veremos aparecer la chimenea del Tirador, retirada a mano izquierda y en un espacio ajardinado. La chimenea de la fábrica de ladrillo del Xango fue construida en 1946, también por el maestro de obras Arturo Reig. El horno de ladrillo funcionó hasta los años 80 y finales de los 90. El derribo del espacio dio lugar a casas y vías actuales.

    Retrocedemos unos pocos metros para entrar en una bocacalle que, en dirección sur, va a Rondalla de Rondalles; al fondo, a mano derecha se encontraba la casa del Tirador dels Peraires, lugar donde se secaban y estiraban los tejidos después de lavarlos y tintarlos. Esta casa fue la sede del Gremio dels Peraires, tenía en su fachada un retablo de Sant Jaume Apòstol, una inscripción del privilegio del Rey Carlos IV y el imponente escudo Real, que es lo único que todavía se conserva.

    En la actualidad es una propiedad privada – viveros y tienda de semillas agrícolas – por la cual cosa es necesario ser muy respetuoso durante la visita.

    Volveremos a la calle del Tirador y seguimos en dirección de poniente hasta encontrar la bajada del Camí dels Carros por donde descenderemos. Este camino tenía un tránsito intenso antiguamente, cuando el Pont Vell era el único que salvaba el río en Ontinyent.

    Cruzamos el Pont Vell, monumento que fecha del año 1500 y a la derecha encontramos la chimenea de Tortosa i Delgado. Fue construida en la década de 1920, por la colla del Gallo. La factoría textil de Tortosa i Delgado, también dicha la Fábrica de Batistet, funcionó aproximadamente entre 1920 y 1970 siendo una de las principales y más grandes fábricas textiles de la época. Fue derribada en los años 90.

    Proseguimos atravesando toda la Plaça de Baix hasta las arcadas del fondo. Esta plaza alargada en realidad era un antiguo barranco que se rellenó, dejando un túnel cubierto por una bóveda de obra para el paso de las aguas y que la gente lo llama la Barbacana. En la parte más cerca al río había diferentes ingenios hidráulicos, molinos y almazaras, algunas de ellas excavadas en la roca que se fecha de época medieval, y que todavía se conservan en el interior de algunas casas. Hasta el último tercio del siglo pasado era el lugar donde se celebraba el mercado semanal.

    Al atravesar las arcadas nos encontramos de nuevo en la Plaça Major, y poco más adelante el MAOVA, museo donde acaba el recorrido.

    En total el trayecto no llega a los 3 km. de marcha y se puede hacer tranquilamente en una hora aproximadamente.

    Si quiere ampliar la visita de otras chimeneas en el casco urbano o proximidades inmediatas, mira el plano general. Se pueden ver los siguientes: Paduana, Bautista Penadés; el Tabalet; el Iris i la de Joaquim Sanz “Ximito”. Más alejado, en dirección norte, por la carretera de Valencia encontramos la de Molí Comas y la de la Clariana.


    CHIMENEA DE LA ALCOHOLERA DE CAMBRA I MOLLÀ O CHIMENEA DEL CARRIL.

    Ubicación: solar cerca del borde del río de Ontinyent, en la calle Carril, detrás del convento de las Monjas Carmelitas.

    Descripción: construida con ladrillos a caravista. Destaca por la altura de su base, de planta cuadrada, que debería alcanzar los 9 metros. La caña es troncopiramidal de sección octogonal. La linterna se encontraba muy degradada, tenía forma de tronco de pirámide octogonal invertida, con ocho estrechos surcos o ventanas ciegas verticales, enmarcados por dos anillos en realce. La altura total sería de unos 26 metros, en la actualidad no llega a los 23 metros.

    Historia: construida hacia finales del siglo XIX o principios del XX. Las primeras noticias sobre esta fábrica datan del 1912. Estaba dedicado a la destilación y rectificado a vapor de alcohol puro de vino y fabricación de aceite de orujo, las instalaciones fueron continuamente renovadas con la incorporación de aparatos modernos de técnicas más apropiadas y mayor rendimiento. Aunque Josep Sanz Ferri (y después su hijo Josep Sanz Delgado de Molina) era el socio más importante, la razón social se denominaba al principio “Gandia, Cambra i Mollà”. En 1948, la fábrica alcohol - aceite de orujo, contaba con una docena de empleados.

    Hacia finales de los años 80 se procedió al derribo del conjunto fabril al cual pertenecía. Hacia 1995 sé amplió la calzada del Carril, la chimenea pierde parte de su linterna quedando inmediata al vial. En el año 2005 se asegura su pervivencia consolidando lo que quedaba, pero falseándose un tanto su apariencia al quedar muy rebajada.


    CHIMENEA DE LA FÁBRICA DE LADRILLOS DE LA CONCEPCIÓ  O CHIMENEA DEL PARQUE PERE IV.

IMG_0013

    Ubicación: Plaza del rei Pere IV. Barrio de Sant Rafel.

    Descripción: construida con ladrillo a caravista. La base es de planta cuadrada y la caña es troncopiramidal de sección octogonal. La linterna está rematada por dos anillos. En la mitad del fuste conserva en hierro la fecha de construcción y las iniciales VM, correspondientes al propietario de la fábrica Vicent Mollà. La base tiene 5.15 metros de lado y unos 7 metros de altura. La altura total es de 33 metros.

    Historia: la chimenea fue construida en 1947 por el maestro de obras de Arturo Reig; la fábrica, dedicada a la producción de cerámicas para la construcción, ladrillos y tejas, funcionó entre los años 40 y 80 del siglo XX. Heredera de una larga tradición artesanal, en esta actividad industrial destaca desde muy antiguo muy antiguo una saga familiar: los Mollà. De las 9 fábricas de cerámica de 1900, al menos 6 están regentadas por miembros de esta familia. En la posguerra acabaría configurándose el moderno panorama la da industria cerámica local, con la construcción de nuevos y modernos edificios fabriles, como por ejemplo la nueva fábrica de cerámicas la Concepció, propiedad de Vicent Mollà Beneyto, que seguirá con su hijo Vicent Mollà Úbeda. Al lado de esta fábrica, hacia el oeste, se levantaron poco después (1955) las nuevas instalaciones de la Cerámica Sant Rafael, propiedad de Francesc MollàMollà, que también cuenta con una importante chimenea industrial.


    CHIMENEA DE LA FÁBRICA DE LADRILLOS DE SANT RAFEL.

IMG_0019

    Ubicación: solar de la avenida Almansa al barrio de Sant Rafel.

    Descripción: construida con ladrillos de caravista. Aislada de otras edificaciones, estaba próxima al horno de ladrillo. La base es de planta cuadrada rematada por un cordón ornamental realzado mediante ladrillo de canto entre dos líneas de ladrillos planos. La caña es troncopiramidal de sección octogonal y se remata con dos anillos inmediatos a la salida del humo. A mitad fuste conserva en hierro la fecha de la construcción, 1955, las iniciales FM, hoy perdidas, correspondían al propietario de la fábrica Francesc Mollà. La base tiene 2.76 metros de lado y unos 4 metros de altura. La altura total es de unos 29 metros.

    Historia: al lado del horno de ladrillos de la Concepció, hacia el oeste, se alzaron un poco después (1955) las nuevas instalaciones de la Cerámica Sant Rafael, propiedad de Francesc MollàMollà, que tiene también una destacada chimenea industrial construida igualmente por Arturo Reig. La fábrica a la cual pertenecía funcionó entre los años 50 y 80 del siglo XX.


    CHIMENEA DE LA FÁBRICA DE LADRILLOS DEL XANGO O CHIMENEA DEL TIRADOR. IMG_0021

    Ubicación: solar ajardinado en la calle del Tirador.

    Descripción:  construida con ladridos a caravista. La planta es de base cuadrada y con una pequeña cornisa volada a modo de remate. La caña, que parte de un plinto cuadrado, es troncopiramidal, de sección octogonal y se remata con dos anillos. Respecto a sus contemporáneos, es una chimenea funcional y de factura menos cuidada. La base tiene unos 2.40 metros de lado y 6 metros de altura. La altura total es de unos 25 metros.

    Historia: construido en 1946 por Arturo Reig, pertenecía al Rajolar del Xango o Fábrica de Cerámicas del Tirador, propiedad de la familia Conejero Valor (de apodo Xango) y funcionó al menos entre los a los 40 y 80 del siglo XX. La actividad artesanal dedicada a la elaboración de tejas, ladrillos y afines tiene en Ontinyent hondas raíces. En la posguerra se configuran un nuevo panorama de esta industria, con la construcción de nuevos y modernos edificios fabriles como el de esta fábrica. A finales de los 90, todavía existían los hornos y otras dependencias de la factoría, aunque una parte había sido transformada en almacén de pavimentos y cerámicas. La chimenea se consolidó a principios del 2000, durante el proceso de urbanización de la zona.


    CHIMENEA DE LA FÁBRICA TORTOSA I DELGADO O CHIMENEA DE LA FÁBRICA DE BATISTET. IMG_0024

    Ubicación: Plaça de Baix, Pont Vell.

    Descripción: construida con ladrillo a caravista. La base es de planta cuadrada, bastante alta y con una hilera realzada y rematada por una cornisa ornamental volada. La boca, con dintel arqueado, se encontraba en su lado este. El fuste es troncopiramidal, de sección octogonal, con un arranque simple. La linterna tiene forma de tronco de pirámide octogonal ligeramente invertido, con ocho estrechos surcos o ranuras verticales, uno en cada cara, como juego ornamental, todo enmarcado por dos anillos en realce de sección triangular. La linterna presenta ciertas similitudes con la de Carril. La base tiene unos 2 metros de lado y unos 6.5 metros de altura. La altura total es de unos 25 metros.

    Historia: se construyó hacia 1920. Pertenecía a la factoría textil Tortosa i Delgado que funcionó entre 1917 y 1979, siendo una de las principales fábricas textiles de la época. En 1917 se forma la sociedad entre Bautista Tortosa Valls y Josep Delgado de Molina Mascardó, iniciando la aventura de lo que será la fábrica textil más importante de la primera mitad del siglo. Los antecedentes familiares de estos personajes en el textil se remontan al siglo XVIII. Durante los años treinta la fábrica ocupaba a más de 300 operarios.  Según datos del periodo 1944-48 la ocupación estaba alrededor de los 290 trabajadores. Aunque se proponía la protección integral de todo el conjunto fabril, la fábrica fue descatalogada en 1985 y se derribó a principios de los 90, con la salvedad de preservar la chimenea.